Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike

Scott Marathon Cup - Sea Otter Europe
  • Tests
  • |
  • 28 de Enero de 2015

Test resistencia: 8.000 km con el grupo SRAM X01

Una apuesta segura si quieres pasarte a las transmisiones de 1x11. Así se portó en los más de 8.000km de test al que lo sometimos

Andalucía Bike Race

Pedales Look

E-Enduro

SRAM ha sido la compañía pionera en popularizar las transmisiones de un único plato en el mountain bike. Fue en 2012 cuando la marca americana presentó su primer grupo de 1×11, el SRAM XX1. Un grupo que tomaba parte de las soluciones técnicas del SRAM XX (que también había sido pionero en las transmisiones de 2 platos) y lo llevaba un paso más allá. Más simple, más ligero, más específico y más resistente.

El SRAM X01 es prácticamente calcado al XX1, pero más ajustado en su precio

Su apuesta ha demostrado ser ganadora, y gracias a su arriesgado movimiento ganó una cuota de mercado enorme mientras la competencia reaccionaba. Siempre con un programa de desarrollo más ágil y dinámico que el de su gran rival nipón, durante este tiempo SRAM se ha dedicado a perfeccionar y mejorar algunos de los componentes que dieron vida a la primera versión del SRAM XX1. Y ha hecho crecer la familia de grupos de un plato para especializarse en diferentes usos. Desde el DH al XCO.

También han surgido varias opciones más accesibles que el SRAM XX1. Para 2014 llegaba el SRAM X01, un copia prácticamente idéntica de su hermano mayor, pero con un precio algo más ajustado buscando una mayor implantación en las bicicletas de serie, y más opciones de precios para el consumidor final. Y hará unos meses era el turno del SRAM X1, las mismas ideas y conceptos que el resto de gamas de un plato de SRAM, pero con materiales más económicos. En este caso sí, con una clara diferenciación de calidad respecto al X01 y XX1.

Con la división de familias actual, el SRAM X01 es la opción más razonable para los que quieren optar por un grupo completo de un plato. Prácticamente idéntico al XX1 pero algo más ajustado de precio.

Hemos rodado con el SRAM X01 durante todo un año. Más de 8.000 kilómetros de MTB para someterlo a todo tipo de torturas. Del barro al polvo. Del calor al frío. De la carretera a las trialeras más salvajes. Y el SRAM X01 lo ha aguantado todo. Este es el análisis de cada una de sus partes.

Cambio SRAM X01

Su primer prototipo tiene más de 10 años de antigüedad

Uno de los componentes clave de los grupos de un plato de SRAM es el cambio de piñones. El lanzamiento del SRAM XX1 llevó 3 años de trabajo. Pero el cambio trasero evolucionó a partir de un prototipo que SRAM creó hace 10 años, en un proyecto que nada tenía que ver con el grupo de 1×11, y cuyo objetivo era el DH y las bicicletas urbanas. De ese primer prototipo se aprovechó el funcionamiento de las partes móviles en forma de paralelogramo, que mejoraba mucho la precisión de los cambios al eliminar movimientos en el plano vertical.

Una de las misiones importantes era lograr que la cadena estuviese siempre firme, y que no saltase del plato incluso sin guiacadenas. Para ello se incorporó la tecnología Cage Lock, que da una tensión especialmente fuerte a las pletinas del cambio y evita movimientos indeseados. Era algo que ya había desarrollado para el X0 de dos platos. Mediante un pequeño botón se puede liberar la tensión de las pletinas para poder sacar la rueda trasera.

Se instalaron ruedecillas de cambio de 12 dientes, en lugar de las de 11 dientes habituales, también pensando en una mejor sujeción de la cadena. Además, los dientes de esas ruedecillas seguían el patrón ancho-estrecho, bautizado como X-Sync por SRAM, y que es un punto vital en la estabilidad de la cadena.

A lo largo de toda nuestra prueba el cambio ha mostrado un comportamiento excepcional. Su tacto al cambiar es seco, como acostumbran a ser todos los cambios de SRAM. La función de estabilización de la cadena que realiza es sobresaliente. Si bien, al final de la prueba, quedó patente que el Cage Lock había perdido algo de fuerza de actuación con el uso, y no tenía la dureza inicial comparado con un cambio nuevo.

Las ruedecillas de cambio mostraron una enorme precisión en su giro, y una gran resistencia a las inclemencias. A la hora de realizar el cambio de cable es importante fijarse en como éste va guiado hasta el tornillo que lo fija, puesto que realiza una trayectoria a través de una polea y una estrecha guía que no es tan fácil de reproducir como en otros cambios.

Un aspecto que nos llamó la atención fue su extraordinaria resistencia. En una ocasión una rama se situó entre la rueda y el cambio, haciendo de palanca y rompiendo por completo la patilla del cambio. En situaciones similares el propio cambio siempre había resultado dañado, pero en esta ocasión resulto ileso, sin tener en cuenta las daños “cosméticos” en forma de ralladas que sufrió.

sram_x01_cambio_2

 
sram_x01_cambio_1

 

El único pero de su diseño es que, dada su voluminosidad queda muy expuesto ante salientes del terreno. Un diseño más recogido en cuanto a la parte que sobresale del cuadro, estilo el diseño Shadow de Shimano, sería la guinda para que el cambio SRAM X01 rozase la perfección.

Su peso en nuestra báscula fue de 259 gramos. El PVP del cambio SRAM X01 es de 242€ y actualmente se vende en dos acabados de color distintos. Negro y el habitual rojo/blanco/negro del SRAM X01.

Cambio SRAM X01
Peso
259 gramos
Precio
242€

Cassete SRAM X01

El cassette del grupo SRAM X01 es toda una obra de arte. SRAM tuvo que pensar que combinación de desarrollos podría ser la mejor para una transmisión de un plato. Finalmente se optó por una piñonera de 42×10. Los primeros prototipos experimentaron con un piñón de 9 dientes, pero la idea de desechó al considerar que no era cómodo para el pedaleo usar un piñón tan pequeño. El piñón más grande que se usaba hasta la fecha de forma habitual, un 36, resultó quedar muy largo para las necesidades de una transmisión de un plato, y así se optó por uno de 42 dientes. Aprovechando que los radios se alejan del piñón cuanto más grande es este, no iba a haber problema por usar un piñón de esas dimensiones, y la cadena no rozaría nunca con los radios.

Aún con ello no pudieron evitar la necesidad de crear un núcleo específico que pudiese dar cabida al piñón de 10 dientes. Así nacía el núcleo XD, que dejaba los piñones más pequeños “al aire” y fijaba el cassete al núcleo a través de una rosca en el propio cuerpo externo del núcleo. Una solución innovadora para un problema de diseño que, eso sí, obliga a que uses uno de sus núcleos si quieres emplear sus grupos de 1 plato.

El hecho de que parte del cassete quedase suspendido en el aire obligaba a que éste fuese de una pieza, con todos los piñones unidos. Y se optó por la solución más difícil. Crear el cassete desde un bloque de aluminio macizo. 3 horas de mecanizado son necesarias para dar vida a un cassete SRAM X01. A diferencia del XX1, el X01 tiene un tratamiento (llamado JET) que le da el color negro y que sirve para hacerlo más resistente a la corrosión.

Sus dientes son: 10-12-14-16-18-21-24-28-32-36-42. Aún con ello, el sistema está preparado para admitir un piñón de hasta 44 dientes, algo que podría llegar a ofrecerse en el futuro.

El nuestro test, el mecanizado de los dientes se mostró efectivo, y aunque la suavidad de cambios no está al nivel de Shimano, su precisión es más que notable, pudiendo cambiar sin problemas mientras realizamos esfuerzos de máxima intensidad.

Su durabilidad nos resultó especialmente llamativa. Realizamos los 8.000km de la prueba con el mismo cassete, eso sí, cambiando la cadena de forma habitual antes de que ésta llegase a más de 70% de su desgaste recomendado. Una sencilla forma de alargar la vida del cassete, que todo hay que decirlo tiene un enorme coste de 359€.

El tratamiento JET fue deteriorándose con el paso de los kilómetros, siendo su desgaste notable a partir de los 3.000 aproximadamente. En nuestra báscula pesó 282 gramos.

Cassette SRAM X01
Peso
282 gramos
Precio
359€

Cadena SRAM PC-XX1

La cadena es un componente crítico en la transmisión. A medida que las transmisiones han ido ganando piñones la cadena ha ido cambiando su anchura, haciéndose más y más estrecha. ¿Ello se ha traducido en una reducción de su durabilidad y resistencia? No, en teoría. De hecho, la cadena SRAM PC-XX1 tiene el mismo ancho interno que la de los modelos de 10 piñones, y donde sí que es más estrecha es en las paredes de los eslabones externos.

En nuestro test no tuvimos ninguna rotura de cadena. En total empleamos 5 cadenas, lo que ofrece una duración media de 1.600km, aunque este dato es puramente orientativo dado que el desgaste de una cadena puede ser más prematuro si abundan las salidas con barro o dependiendo de los desniveles e incluso nuestra propia forma de pedalear. En cualquier caso, siempre la cambiamos antes de que su desgaste fuese superior al 70% del recomendado. A partir de ese punto es cuando la cadena tiende a dañar en mayor medida los piñones, que son muy más caros de reponer. También fuímos especialmente cuidadosos con la limpieza y engrase de la transmisión.

El uso de PowerLock de SRAM en sus cadenas facilita de una forma enorme el mantenimiento de la misma (el eslabón desmontable de la marca americana).

Cadena SRAM PC-XX1
Peso
258 gramos
Precio
57€

Platos y pedalier SRAM X01

El dentado X-Sync es un elemento clave en la transmisión

X-Sync es el nombre bajo el que SRAM bautizó el diseño de dientes de sus platos, en el que un diente es más ancho que el siguiente para que éstos encajen a la perfección con la cadena. Además, su dentado es notablemente más alto que el tradicional de un plato de MTB. Todo ello para que no tengamos que usar guiacadenas y la cadena este firme sobre el plato en todo momento. Una idea sencilla y simple que completa el conjunto de medidas para que la transmisión tenga un comportamiento estable frente a los bajes sin usar elementos externos para lograrlo.

SRAM ofrece dentados desde 28 a 38 dientes, saltando de 2 en 2. En nuestro caso empleamos dos platos a lo largo del test, uno de 32 y otro de 34, que se repartieron los kilómetros. Tan sólo necesitamos cambiar el plato más usado por desgaste en una ocasión durante los más de 8.000 kilómetros realizados.

Las bielas del SRAM X01 son las ya conocidas de carbono de la marca. En este caso con araña para anclar los platos, aunque hace poco han presentado platos anclados directamente a la biela, tal y como ofrecían infinidad de firmas desde hace un tiempo. Con ello nos ahorraremos unos gramos, aunque se complicará la tarea de cambiar de plato. Este cambio no requería más que soltar los 4 tornillos que fijan el plato a la araña en el modelo que probamos, pero en el nuevo anclado directamente a la biela tendremos que quitar la misma del cuadro para hacer esta labor.

La rigidez de la biela es más que suficiente para todo tipo de usos. Por su forma, que se va hacia el exterior a medida que se acerca al pedal, es fácil rallarlas con el pedaleo, por lo que un adhesivo protector es más que recomendable para asegurar su estética durante más tiempo.

sram_x01_pedalier_1

 
sram_x01_pedalier_3

 

El peso de nuestra versión, en biela de 175mm y con plato de 34 dientes, fue de 685 gramos. Su precio arranca desde los 251€.

Platos y pedalier SRAM X01
Peso
685 gramos
Precio
Desde 251€

Maneta de cambio SRAM X01

Otro elemento conocido de grupos anteriores en la marca, únicamente adaptado para su uso con 11 velocidades. En nuestro caso optamos por el mando Trigger, en detrimento del GripShift.

Destaca sus enormes opciones de personalización de la posición. Podemos ajustar sin problemas la posición de la palanca de subir piñones (hasta 30º de variación). Además, si usamos manetas de freno SRAM o Avid podemos hacer uso de sus sistema MatchMaker, que hará que podamos fijar la maneta de cambio directamente a la de freno, ahorrando peso y un soporte en el manillar. Incorpora la típica rosca para tensar el cable de cambio y ayudar a su ajuste.

El tacto de los pulsadores es firme, fiel al tacto que los mandos Trigger han tenido siempre. Con el pulsador de bajar piñones solo podemos bajar de uno en uno, mientras que con el de subir se pueden llegar a cambiar hasta 4 velocidades.

El mantenimiento y cambio de cable es sumamente sencillo. Basta liberar la maneta de la bicicleta y desmontar la tapa superior para tener acceso al prisionero que sujeta el cable de cambio. Una tarea rápida y sencilla de realizar que se agradece en gran medida.

Su precio es de 125€ y el peso se sitúa en los 96 gramos.

Platos y pedalier SRAM X01
Peso
96 gramos
Precio
125€

Frenos de disco SRAM X0

Si hasta ahora todo lo que hemos presentado del grupo de SRAM venía caracterizado por la robustez, fiabilidad y buen diseño, los frenos SRAM X0 se salen un poco de esa línea. De hecho, estos frenos no pertenecen al grupo SRAM X01, sino al SRAM X0, el de dos platos.

sram_x01_maneta_freno

 
sram_x01_pinza

 

Siguen lejos del rendimiento y, sobre todo, fiabilidad, de los frenos de la competencia

De entrada destaca su ligereza. Sólo 328 gramos para el freno delantero completo. Su diseño es bastante minimalista y la pinza, de dos pistones, es muy recogida. Usa carbono para la maneta, lo que les da un look pro inconfundible. Son compatibles con el sistema MatchMaker X, del que ya hemos hablado.

En cuanto a su uso, en el pasado los frenos SRAM (o Avid) se había ganado la fama de poco fiables, de necesitar mucho mantenimiento y de tener muchos cambios en la presión de la maneta. Estos problemas se han suavizado considerablemente, pero no han desaparecido del todo. El tacto de la maneta es mucho más firme que en sus predecesores, pero siguen produciéndose idas y venidas de la presión de la misma en determinados momentos, sin saber especialmente por qué sucede, o si lo hacen siempre con un patrón en concreto.

Su proceso de purgado tampoco es el más sencillo y esta es una tarea que tendremos que realizar de vez en cuando si los usamos de forma intensiva.

En cuanto a la potencia, es suficiente para un uso XC/bike-maraton. Los empleamos con discos de 160mm. Su entrega de potencia es progresiva, pero le falta fuerza en su mordiente inicial, especialmente si los comparamos con otros frenos. En cualquier caso, su peor condicionante es la inestabilidad.

Frenos disco SRAM X0
Peso
328 gramos
Precio
164€

SRAM X01 como conjunto

Si miramos el grupo SRAM X01 en su conjunto estamos ante un grupo sensacional. Si realizamos el paso desde una transmisión de 2×10 nos ahorraremos de 350 a 500 gramos en nuestra bicicleta (de forma orientativa, en función del grupo que empleemos), con todo lo que ello supone.

Pero la principal ventaja la tendremos en la calidad de marcha que ganaremos. Nos olvidamos del cambio de platos, simplificando enormemente la conducción. Solamente tendremos una maneta de cambio. Subiremos piñones para tener una velocidad más cómoda y los bajaremos para tener una más dura. Adiós a pensar en combinaciones de plato-piñón o en buscar evitar cruces de cadena extremos.

El rango de velocidades que ofrece el cassete de 42×10 es muy amplio. Sólo tendremos que ser realistas a la hora de escoger nuestro plato. Hay que tener en cuenta que el piñón de 10 dientes crea una sensación de dureza mucho más grande que uno de 11 dientes. De hecho, sólo nos pareció cómodo de mover en terreno descendente.

Durante todo el test apenas tuvimos 2 o 3 salidas de cadena indeseadas, y siempre por la intervención de elementos externos, como una inoportuna rama que se interpone entre el plato y la cadena o situaciones similares.

La durabilidad de los componentes fue sobresaliente, y como ya hemos comentado, la resistencia del cambio trasero a los impactos es sorprendente.

En barro la mejora de la transmisión es enorme. Un nuevo mundo. Podremos cambiar sin problemas, tendremos la zona de la caja de pedalier mucho más abierta y acumulando menos barro (al no haber desviador delantero) y en nuestro caso, ha sido un adiós definitivo a las indeseadas chupadas de cadena en los platos.

Para mantener su finura de funcionamiento y fiabilidad es especialmente importante tener un cuidado y planeado orden en el mantenimiento. Desde la limpieza habitual tras las salidas, engrase, como sustitución de cadena antes de llegar a sus límites. Son puntos comunes a todos los grupos de MTB, pero especialmente importantes en un grupo de 1 plato y 11 piñones, en el que todos los elementos están llevados más al límite en su diseño, materiales y dimensiones.

Te puede interesar