Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike

Volcat Costa Brava

La UCI pretende homologar el material apto para competir

Con una certificación y una pegatina o logo que mostrase que ese material es apto para competir y cumple todas las normas.

Pedales Look

Andalucía Bike Race

Dentro de la lista de novedades que la UCI ha presentado en sus reglamentos, el organismo que regula el ciclismo a nivel mundial ha introducido una norma que atañe a los fabricantes de material para ciclismo, y que según ellos nace de la colaboración con la propia industria del sector, aunque desde su conocimiento ha quedado claro que ha sorprendido a más de un fabricante.

Una gran mayoría han descubierto este proyecto a través de los medios de comunicación y no de la propia UCI, lo que demuestra que sus conversiones con el sector no han sido tan amplias como quiere dejar ver. Aún así, la idea no ha sido despreciada y muchos coinciden en que bien enfocada puede ser un paso en una buena dirección.

La UCI propone un programa de certificación del material que se fabrica y cumple con los requisitos establecidos para la UCI, lo que les daría una garantía de poder ser usados en competición. Los productos aprobados recibirían un certificado “UCI approved” que en el producto se mostraría en forma de logo o pegatina.

Desde el sector han surgido las dudas entorno a la forma en que se crearán estas “pegatinas” y si realmente sólo se tratará de un sistema para recaudar más dinero por la UCI, que sería la única proveedora de los certificados y material para señalar los productos aprobados.

Durante los últimos meses han crecido los problemas entre marcas y la UCI. Ésta última acusaba a los fabricantes de desarrollar productos sin ceñirse a las normas, mientras que los fabricantes se quejaban de las modificaciones en reglamentos y el poco peso e información con que ellas contaban en esas decisiones. Como muestra más flagrante tenemos el caso de Alberto Contador en la Vuelta al Algarve, donde se le prohibió emplear su bicicleta de contrarreloj, la misma que el año anterior había empleado en el Tour de Francia y otras competiciones.

A pesar de que los 30 principales fabricantes mundiales se encuentran agrupados en una asociación, que en teoría está en contacto habitual con la UCI para incidir y conocer las modificaciones en el reglamento que tienen que ver con el material, en la práctica esta comunicación no parece muy fluida. De ahí surge la necesidad de desarrollar un protocolo de homologación de productos, y unos sistemas para que las marcas pueden ser parte en la creación de normas que tienen que ver con sus productos. En definitiva para que ambos bandos vayan en la misma dirección.

Aunque aún no se ha aprobado nada sobre este proyecto de forma definitiva, parece que el acuerdo podría estar cercano, y probablemente podría afectar al material de todas las modalidades.

Te puede interesar