Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Cambrils Cambrils
Open Natura Kenda

Sportful

Hite-Rite, la primera (y más ligera) tija telescópica de la historia

El sistema Hite-Rite proporcionaba una forma de bajar el sillín de manera manual pero rápida. Pesaba 125 gramos y estuvo patentada

Hite Rite

Los pioneros del MTB ya vieron que la altura del sillín era un problema para poder bajar bien

Las tijas telescópicas suenan a innovación bastante reciente en la historia del MTB. Pero no es así. En los años 80, la época del nacimiento del MTB, los pioneros de nuestro deporte ya se dieron cuenta que la posición del sillín era un obstáculo a la hora de afrontar según que bajadas. Así que idearon su propia tija telescópica., La Hite-Rite, como así se llamó, se puede considerar la primera tija telescópica de MTB de la historia. Y, curiosamente, la más ligera de todos los tiempos. Aunque probablemente no la más cómoda o eficiente…

Continúa tras los patrocinadores



Hite Rite

Nacida en los 80, con 125 gramos de peso a pesar de ser de acero y llegó a estar patentada

Estamos en los años 80, el MTB empieza a tomar forma y sus pioneros, para los que buscar soluciones a los problemas que iban surgiendo era el pan de cada día, comprueban como la altura del sillín entorpece su seguridad y comodidad bajando. Pero es necesaria para pedalear con soltura. Joe Breeze y Josh Angelli inventan la primera tija telescópica de la historia. Aunque estrictamente no sea una tija telescópica la idea es la misma que buscan los modelos actuales. Un concepto muy adelantado a su tiempo.

Un muelle, un cierre rápido para el cierre de sillín y… listo. Tenía un recorrido de 11,4 centímetros. Más que suficiente. El funcionamiento era simple. Un muelle unía el cierre de sillín con la propia tija de sillín. Con la mano podían abrir el cierre rápido del sillín y bajar la tija con el peso hasta que hacía tope en la parte del Hite-Rite que se fijaba a la tija. Volvías a cerrar el cierre rápido y ya lo tenías bajado y listo para el descenso. Para regresar a su posición habitual bastaba abrir el cierre rápido y el muelle hacía el resto devolviendo el sillín a la posición original.

Nada de mando remotos ni sistemas complicados. Algo que convierte a la Hite-Rite en la tija telescópica más ligera de la historia. Además de la primera. Todo el sistema, que era de acero, apenas pesaba 125 gramos. Era para tijas de sillín de 27,2 mm y sus creadores la patentaron, aunque la patente expiró a los 20 años de su creación.

El sistema Hite-Rite en acción

Te puede interesar