Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Zéfal MT Mini Zéfal MT Mini
VolCAT Series

Scott Lumen
  • Tests
  • |
  • 28 de Noviembre de 2022

Finna Taroko, una bicicleta de gravel para todo

La Finna Taroko es la primera bicicleta de gravel de carbono de Finna. Llega con la intención de ser una bicicleta polivalente con la que poder defenderse tanto en una carrera como en una aventura de varios días

En sus inicios Finna destacó en el mundo de las bicicletas urbanas

Finna Cycles es una marca de Barcelona que en su momento nació como una firma de bicicletas para modalidades alternativas. Con unos inicios muy ligados a la bici urbana y a la explosión del fixie, que tanto se vivió en Barcelona, sede de Finna. Pero si bien sus primeros pasos y su crecimiento inicial empezó con el segmento urbano alternativo, pronto se adentraron en el gravel. Una disciplina que en ese momento era de nicho y apenas conocida en nuestro país. Ahora resulta que se han encontrado en el centro de la modalidad ciclista de moda y pueden presumir de contar con mucha experiencia en el sector, algo que pocas marcas pueden decir.

Continúa tras los patrocinadores



Test Finna Taroko

 

La Finna Taroko es la primera gravel de carbono de la marca

Aun con todo, la gama de bicicletas gravel de Finna también era bastante alternativa. Con mucho acero y muy orientada al gravel más aventurero. Las bicis de gravel Finna se hicieron un nombre en el entorno gravel por su robustez, fiabilidad y detalles para el bikepacking. Pero con la explosión del gravel Finna vio la oportunidad de ampliar su catálogo con un modelo más popular. Y así nació esta Finna Taroko, la primera bicicleta de gravel de carbono de la marca.

Finna Taroko

Tija de 27,2 mm

El resto de modelos gravel de Finna son de corte más aventurero

Si bien estamos en un punto en el que el gravel se está dividiendo y especializando, con bicis gravel orientadas principalmente a la competición y otras centradas únicamente en el bikepacking y la aventura, la Finna Taroko pretende ser una bicicleta gravel para todo. No ha perdido la esencia aventurera de sus hermanas de gravel de acero y aluminio, pero a la vez presenta un cuadro más ligero, una geometría más racing y una estética más acorde al usuario más habitual de las gravel a día de hoy. La Finna Taroko está lista para ser una bici de aventura de varios días o para que le coloques un dorsal y descubras lo que es una carrera de gravel. ¿Pero puede hacer las dos cosas bien? Eso es lo que hemos probado durante varios meses.

Finna Explorer

Finna Explorer

Finna Landscape Alu

Finna Landscape Alu

Finna Landscape Steel

Finna Landscape Steel

Vainas asimétricas y tirantes unidos

El cuadro de la Finna Taroko está realizado en carbono. Sus líneas son clásicas y los dos aspectos más llamativos de su diseño son las vainas asimétricas, con la vaina de la transmisión más baja que la del freno, aunque sin llegar a los extremos de otras marcas de gravel. Y los tirantes unidos en su parte alta por un mini tubo de carbono en un diseño que recuerda mucho a las MTB del pasado. Por lo demás, estéticamente es un cuadro sobrio y sin estridencias, con la zona de la dirección como su punto más sobredimensionado.

Finna Taroko

Cableado interno

Cableado interno con ventana de servicio bajo el pedalier

Usa un cableado interno clásico, con dos entradas de cables separadas por el lateral del tubo de dirección, destinadas a los cables de cambio y que en nuestra bicicleta, al ir equipada con un grupo inalámbrico, no se usaban. Estaban muy bien cubiertas con una pieza atornillada, una solución más pesada que las habituales tapas de goma pero también mucho más segura. Y otra por la parte alta del tubo diagonal, que es la que se emplea para el latiguillo de freno trasero. Incluye una ventana de servicio bajo el tubo diagonal, que va fijada con tornillos y que nos permite trabajar con los cables de forma más sencilla.

Finna Taroko

Soporte Flat Mount

Lista para transmisiones de 1 o 2 platos

Aunque nuestro grupo era monoplato está preparada para doble plato y, de nuevo, los agujeros que no se usaban para el desviador venían muy bien cubiertos con tornillos o goma. Siendo Finna una marca aventurera solo podían escoger un pedalier a rosca, como así equipa la Finna Taroko, en ancho de 68 mm. La pinza de freno trasera es flat mount y admite discos de 140 mm hacia arriba.

En cuanto a la patilla de cambio, usa un modelo propio. Ya sabéis que nos gustan los modelos que se han sumado a la patilla SRAM UDH por el hecho de que te facilita encontrar recambio en cualquier lugar al ser una patilla tan extendida a día de hoy. Especialmente porque la lógica nos dice que SRAM también podría acabar diseñando cambios con patilla integrada para gravel.

Finna Taroko

Estética sobria en nuestro modelo

3 soportes portabidones en el cuadro y soportes en los lugares más habituales

La tija de sillín es de medida de 27,2 mm, algo ideal que nos permite instalar algunos de los modelos de tija de sillín con mejores diseños en busca de la flexión y un aumento de comodidad.

Para los aventureros que necesitan muchos soportes. El cuadro tiene 3 soportes para portabidones y la horquilla tiene dos más. Además, el cuadro tiene soporte en el tubo superior, en las punteras y en el puente entre los tirantes. Multitud de opciones para instalar bolsas, portabultos, portabidones o guardabarros. En este aspecto a pocos se les va a quedar corta.

Finna Taroko

Neumáticos de 45 con buen paso de rueda

Neumáticos de hasta 700×50

Y vamos a uno de los aspectos más importantes, el paso de rueda. Aquí han ido a la seguro y admite neumáticos de 700 x 50. El paso de ruedas es bueno con medida de 45, que es la usamos nosotros. También admite ruedas de 650B con neumáticos de 47, para los que prefieran esa medida. Obviamente, el cuadro usa eje pasante trasero de 12×142, el más habitual en gravel.

En cuanto al peso, el cuadro de la Finna Taroko con todo el hardware, incluyendo puntera de cambio, es de 1.256 gramos en talla 55. Es un buen peso para un cuadro que, sobre todo, busca la fiabilidad.

La horquilla también es de carbono y encaja a la perfección con el cuadro de la Finna Taroko. Tiene tres agujeros para soportes a cada lado y uno en las punteras. El soporte de la pinza de freno es flat mount y la medida de disco más pequeña que admite es de 160 mm. El guiado del latiguillo del freno es interno por dentro de la propia horquilla.

Finna Taroko

Cuadro y horquilla de carbono

Geometría Finna Taroko

5 tallas disponibles

Repasar la geometría de la Finna Taroko es corroborar que han buscado una bicicleta equilibrada ante todo. Las vainas no son especialmente cortas con 435 mm en todas las tallas lo que hace que la distancia entre ejes sea tirando a larga. El reach no es nada extremo con 390 mm en talla 55. El tubo de dirección es largo con 150 mm en talla 55, lo que permite recurrir a potencias planas y mantener una posición cómoda. Quizás el único punto que no nos encaja tanto es el ángulo de dirección, que en va de los 71º de la talla 50 a los 72,5º de la talla 59.

En total tienen 5 tallas disponibles que, por haceros una idea, cubren alturas de ciclistas desde los 160 cm a los 195 cm. Un buen rango.

Estos son los números completos de su geometría.

Geometría

Gama Finna Taroko

Montajes completos desde 2.699€

La Finna Taroko está disponible en 3 montajes diferentes y también como kit de cuadro y horquilla. Los precios son bastante competitivos y la gama arranca con un montaje que incluye grupo SRAM APEX de 1×11 con bielas Rival, ruedas TFHPC Grinder tubeless y neumáticos WTB Resolute por solo 2.699€.

Nuestro modelo es el intermedio con SRAM Rival AXS XPLR de 1×12 y que tiene dos opciones de kits diferentes, una con llantas, tija de sillín y manillar de aluminio y otra con esos componentes en carbono. La primera cuesta 3.499€ y la segunda 3.999€.

Finna Taroko

Finna Taroko

Finna Taroko

Finna Taroko

Hay opción de kit cuadro+horquilla

Y el modelo tope de gama usa prácticamente el mismo equipamiento pero con transmisión de 2×12 SRAM Rival AXS XPLR y también las dos opciones de montaje con componentes de aluminio, la Comp, o de carbono, la Pro.

A nivel estético hay tres decoraciones posibles. La nuestra es la más sobria, en acabado mate, y también tienen una modelo totalmente opuesto, con unos colores extremadamente llamativos, en acabado brillante mezclando horquilla naranja con cuadro azul celeste. Así que cubren dos gustos estéticos muy diferentes. El tercer acabado es un verde brillante muy elegante

El kit de cuadro y horquilla tiene un precio de 1.499€ e incluye los ejes pasantes.

La marca ofrece una garantía de 4 años para su cuadro Finna Taroko y todos sus modelos se pueden comprar on-line en su propia web.

Finna Taroko

En marcha con la Finna Taroko

Capaz de hacerlo todo, pero sin especializarse en nada en concreto

Hemos podido pasar prácticamente todo el verano con la Finna Taroko y nuestra conclusión es que alejándose de la especialización que está sufriendo el segmento gravel han conseguido una bicicleta con la que poder hacer de todo. Tienes todo lo básico para convertirla en una gravel viajera, si bien es cierto que los más especializados en ese tipo de ciclismo buscarán algo más específico para ello, como cuadros de metal o geometrías y equipamientos ligeramente diferentes. Si quieres, puedes ponerle un dorsal y competir en cualquier evento de gravel con garantías, aunque los que estén 100% centrados en la competición seguramente busquen modelos más próximos a la geometría de carretera o con pesos más bajos. Y esa es la gracia de la Finna Taroko, que es una gravel que nos permitirá probar todas las vertientes del gravel. Desde la aventurera a la competitiva y, por supuesto, cumple a perfección en las salidas del día a día más habituales.

Finna Taroko

Finna Taroko

El cuadro es más rígido que flexible

En marcha su cuadro lo situaríamos más hacia el lado de la rigidez que de la comodidad, aunque en nuestro caso los neumáticos de 45 de WTB, que es una marca de referencia en el gravel, enmascaraban muy bien la elevada rigidez del cuadro aportando algo más de comodidad.

A alta velocidad es bastante estable, aunque la parte delantera es algo más nerviosa de lo que podríamos esperar inicialmente. Esto tiene sus puntos buenos y malos. Entre los buenos, otorga una sensación de agilidad al ponernos de pie en las subidas y en tramos lentos que tampoco esperábamos inicialmente. La posición es más cómoda que racing y su generoso tubo de dirección nos permite usar potencias planas y pocos espaciadores, logrando una mejor estética.

Finna Taroko

Tirantes

Finna Taroko

Pedalier a rosca

Nuestro montaje estaba en solo 8,2 kg sin componentes especialmente ligeros

El peso de la Finna Taroko en nuestro montaje e incluyendo pedales fue de 8,2 kg, que es una buena cifra visto su equipamiento y precio. De ese equipamiento los neumáticos nos gustaron mucho y el manillar con la cinta usada nos resultó muy cómodo en nuestro caso, que tenemos las manos grandes. Aquí podríamos entrar en el debate de qué es mejor para gravel, si doble plato o mono plato. En nuestras rutas, muchas por los Pirineos con puertos muy largos, quizás hubiésemos preferido la versión de doble plato. Pero es algo que dependerá mucho del uso al que vaya destinada la bicicleta.

Finna Taroko

Muchos componentes TFHPC

Finna Taroko

Listo para grupos de 1 o 2 platos

Es una gravel con la que poder probar todas las vertientes de esta modalidad

En definitiva, la Finna Taroko ha asegurado en todos los apartados para crear una gravel muy polivalente. Tenemos una estética a medio camino entre los modelos racing y los aventureros y un comportamiento en marcha que también está a medio camino entre ambas modalidades. Tiene buen paso de rueda, una muy buena rigidez, un peso correcto, montajes variados y precios competitivos. Además de 3 versiones de colores muy diferentes entre si. Nos ha parecido una gravel idea como primera bicicleta de esta disciplina, con la que poder probar todas las variantes del gravel sin echar en falta prácticamente nada. Es una de esas bicicletas con las que poder hacer de todo pero que no está especialmente centrada en nada. Cada uno podrá interpretar si para ellos eso es una ventaja a nivel de polivalencia o una desventaja por falta de especialización. En cualquier caso, es un paso adelante para que la marca Finna, hasta ahora centrada en modelos muy específicos de viaje, llegue a más usuarios que nunca.

Más información

 

 

Te puede interesar