Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike

Navidad Scott

Suma y sigue para Van der Poel, con un enorme Felipe Orts

Otra más para Mathieu van der Poel. Su 7ª victoria en 10 carreras de una temporada de ciclocross que está siendo mucho más cargada de lo que anunció inicialmente.

El ciclocross de Gullegem, fuera de los grandes campeonatos, ha logrado una buena parrilla de salida

La élite del ciclocross está teniendo el habitual empacho de carreras de principio de año. Ayer tocó la prueba del X2O Trophee en Baal, el GP Sven Nys, que tuvo una excepcional batalla entre Mathieu van der Poel, Wout van Aert, Tom Pidcock y Eli Iserbyt. Mañana habrá prueba de la Copa del Mundo. Y en medio, hoy, el ciclocross de Gullegem. Una prueba fuera de los grandes campeonatos pero que ha tenido que poner un buen montón de dinero en fijos de salida para lograr tener en su parrilla a Mathieu van der Poel y Tom Pidcock. Es cierto que ambos han competido la primera parte de la prueba a medio gas pero finalmente sí ha habido duelo entre ambos.

Continúa tras los patrocinadores



Mathieu van der Poel

Mathieu van der Poel y Tom Pidcock empezaron la carrera «tranquilos». Corrieron ayer y correrán mañana también.

En el ciclocross hay muchas pruebas fuera de los grandes campeonatos (X20 Trophee, Telenet Superprestigio y Copa del Mundo) que consiguen una buena participación a base de buenos fijos de salida y una buena cobertura televisiva que garantiza exposición mediática a participantes, equipos y patrocinadores. Es el caso del ciclocross de Gullegem que se ha disputado hoy. Ha tenido a Mathieu van der Poel y Tom Pidcock como grandes estrellas.

Conscientes que venían de un gran esfuerzo ayer y que les queda otro gran esfuerzo mañana la salida de las dos grandes estrellas ha sido en modo control. Han dejado el mando de la prueba a otros corredores, circunstancia que ha aprovechado Felipe Orts para dejarse ver, llegando a liderar la carrera en algunos momentos. Eso sí, a mitad de carrera el campeón del mundo se ha puesto serio y se ha situado en cabeza de carrera para dar el más que previsible tirón que todos esperaban.

Tom Pidcock

Cuando Mathieu van der Poel «arrancó la moto», solo Pidcock le siguió. Y por poco tiempo

Con Mathieu van der Poel marcando el ritmo la carrera se rompía rápidamente. Tom Pidcock conseguía seguirle durante un par de vueltas, pero pronto cedía ante el impulso del neerlandés. El inglés perdía tiempo en los giros más cerrados, como reconocería posteriormente en la rueda de prensa. El trazado, sin estar especialmente embarrado, sí tenía el punto de barro necesario para poder sacar partido a la técnica en muchos puntos clave. A partir de ahí empezó el show Van der Poel. Puso en marcha su habitual estilo limpio, preciso y sin fallos que le llevó hacia otra victoria. La 7a en 10 carreras de esta campaña 2020-2021.

Tras él Felipe Orts estuvo metido de lleno en la lucha por el podio. Finalmente acabaría 5º.

Te puede interesar