Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Cambrils Cambrils
Sportful

Inteligencia artificial para controlar el desgaste de los componentes, lo que sugiere la última patente de Shimano

Shimano cuenta con una nueva patente sobre cómo controlar el desgaste de los componentes mediante un sistema de inteligencia artificial. ¿Veremos productos relacionados con ella?

Un sistema que combina sensores como procesamiento de la información con inteligencia artificial

Que la electrónica va a tener un peso cada vez más grande en el ciclismo es algo que todos sabemos. Especialmente en la gama media y alta. Cambios y suspensiones parece que son sus ámbitos de aplicación más obvios. Pero no los únicos. La última patente adjudicada a Shimano muestra como la marca podría usar un sistema de inteligencia artificial para controlar el desgaste de algunos componentes de la bicicleta. De forma que tuviésemos un sistema similar al que tenemos al encender el coche y que revisase el estado de los componentes básicos para informarnos de posibles anomalías. Estos son algunos de los detalles de su propuesta.

Continúa tras los patrocinadores



Patente Shimano

Es una fórmula habitual en el mundo de la automoción

La idea no es nueva, pero sí su posible aplicación al ciclismo. Todos conocemos los sistemas de diagnóstico automático de los coches. Encendemos el vehículo y el se realiza una comprobación de seguridad de elementos del mismo y, en caso de encontrar alguna anomalía, se nos notifica en el cuadro de instrumentos. La patente otorgada a Shimano no se centra en ningún componente en concreto, sino en el sistema en general. En ella se habla de un sistema de procesamiento digital de información en relación al deterioro, desgaste o fallo de diferentes partes de una bicicleta obteniendo esa información de sensores integrados en los propios componentes. Y todo ello usando el potencial de la inteligencia artificial para aprender constantemente de la información que se recibe respecto al desgaste de los componentes.

En el documento se especifica una larga lista de componentes sobre los que se podría aplicar: frenos (desde las pinzas, las pastillas, los latiguillos y discos de freno), transmisión (cadena, piñones, bielas, pedalier, pedales), ruedas (bujes, radios, llantas, neumáticos), puños, componentes de la suspensión, baterías, componentes específicos de e-bikes y muchas más partes.

Patente Shimano

Contaría con un sistema de aprendizaje automático y se podrían cruzar los datos con información del uso de la bicicleta

Si bien la propia idea ya sería innovadora en el mundo del ciclismo, lo que la hace especialmente llamativa es el uso de inteligencia artificial (IA) para aprender constantemente sobre el desgaste y uso de los componentes monitorizados. Se trata de un sistema de aprendizaje automático que tomaría nota de los intervalos de tiempo entre el cambio de componentes y los podría asociar a otros datos recopilados sobre el uso de la bicicleta. Podría emplear la información GPS para saber las frenadas a las que ha sido sometida la bicicleta para estimar el desgaste sufrido en las pastillas. De hecho, la recopilación de información de sensores para conocer el funcionamiento y uso que damos a los componentes también sería clave. Se podrían controlar aspectos como la velocidad de giro de las bielas, potencia, desaceleraciones, temperatura… un sinfín de posibilidades para después cruzar esos datos con los de desgaste de los componentes.

¿Usos prácticos? Probablemente estaría enfocado al mercado de las e-bikes o flotar de bicicletas de alquiler o uso compartido. Ahí podrían ser una herramienta perfecta para controlar el estado de las bicicletas en todo momento y facilitar las tareas de mantenimiento. Implantar este sistema también obligaría a usar todos los componentes de la propia Shimano para garantizar la compatibilidad, un camino que todas las marcas buscan a la hora de lograr que los usuarios usen siempre su propio ecosistema de productos y minimizar las posibilidades de combinación con material de otras marcas.

Eso sí, el tema de las patentes siempre hay que cogerlo con pinzas. Una nueva patente no significa la creación de un nuevo producto relacionado con ella en el mercado final. El mundo de las patentes es muy peculiar. Las marcas suelen acumular el máximo de patentes posibles, en muchas ocasiones como una táctica para cortar caminos de desarrollo de producto a otras compañías.

Te puede interesar