Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Cambrils Cambrils
Sportful

Dorel Sports, propietaria de Cannondale: «vemos un aumento del negocio en la industria de la bicicleta»

Dorel Sports dibuja muy bien la perspectiva de futuro que muchos creen que espera al ciclismo tras esta crisis. Potenciación de la bicicleta como medio de transporte urbano y aumento de los practicantes de ciclismo como deporte ideal para estar al aire libre de forma individual

Dorel Sports es propietaria de marcas como Cannondale, GT, Schwinn, Mongoose, Caloi o Fabric

La presentación de resultados económicos de los grandes grupos empresariales del sector del ciclismo siempre suele dejar alguna nota destacada sobre tendencias del mercado, situación del sector y perspectivas de futuro. Dorel Sports es uno de los grupos más potentes del planeta con marcas como Cannondale, GT, Schwinn, Mongoose, Caloi o Fabric en su cartera. La presentación de resultados justo en una situación tan comprometida mundialmente como la que estamos atravesando ha servido para volver a mostrar que la industria del ciclismo, dentro de las complicaciones y retos que plantean las nuevas circunstancias, puede ver un lado positivo a su negocio con un incremento de demanda para el sector.

Continúa tras los patrocinadores



Las medidas para favorecer el transporte urbano en bicicleta y la buena posición del ciclismo como deporte para disfrutar del aire libre de forma individual son clave para el aumento de ventas

En su informe trimestral Dorel Sports explica su visión de la situación actual. «Mucha gente está saliendo en busca de aire fresco y para realizar ejercicio, mientras muchos otros están usando la bicicleta como medio de transporte para evitar los transportes públicos en esta crisis del coronavirus. El deseo de tener una buena salud física y mental, disfrutar del exterior y de una buena forma física a la vez que se mantiene la idea del distanciamiento social son factores que suponen un significante incremento de la demanda de bicicletas. A ello ayuda también la primavera con muy buen tiempo que están viviendo muchas regiones. Ciudades de todo el mundo están habilitando más vías para ciclistas y muchas están creando nuevas infraestructuras ciclistas de forma temporal o permanente en respuesta al COVID-19.» Unos ingredientes que auguran un posible aumento de la demanda tanto desde el punto de vista deportivo del ciclismo como de la consolidación de la bicicleta como medio de transporte urbano.

También prevén un segundo trimestre con fuertes ventas en los mercados que ya puedan abrir sus comercios de ciclismo, tanto en tiendas de pequeñas dimensiones como en grandes superficies dedicadas al deporte. Respecto a la situación en Europa se espera que haya un contraste entre los países del sur y del norte dado que en el sur se han aplicado medidas de confinamiento más estrictas y largas en el tiempo que frenarán el total de ventas de forma temporal en ese período.

Todos ellos factores que ya explicamos hace semanas en nuestro artículo «La crisis del coronavirus, la gran oportunidad para el ciclismo«.

Números del 1er trimestre

En sus números trimestrales pesan las medidas aplicadas para la crisis sanitaria del coronavirus, pero se espera que sean temporales

Como era de esperar, hablando puramente de números, el grupo ha visto afectado su rendimiento económico en el primer trimestre a causa de los efectos negativos del confinamiento aplicado para paliar la propagación del coronavirus. Aún con todo ha sumado su 4º trimestre consecutivo aumentando sus ingresos, que han llegado a los 188,2 millones de dólares. Un 2% más que el año anterior. Aunque han registrado unas pérdidas operativas de 0,6 millones de dólares (en el primer trimestre de 2019 ganaron 4,5 millones de dólares). Se calcula que a causa del confinamiento iniciado en la segunda parte de Marzo se han perdido alrededor de 6 millones de dólares de beneficios. Dentro del propio grupo hay diferentes dinámicas en las marcas y Caloi ha sido la firma que más a sufrido a causa de la devaluación de la moneda en Brasil, donde opera la compañía.

El grupo Dorel también ha visto como el cierre de fábricas en Asia ha afectado a su cadena de suministros, circunstancia que habrán sufrido la mayoría de grandes marcas del sector.

 

Te puede interesar