Horquillas y amortiguadores Fox
Ruedas Progress MTB - CB3 NITR
Northwave ropa ciclista
Thule
Publicado el 5-7-2017
Jose Antonio Hermida es el mejor biker de la historia del MTB en nuestro país y uno de los referentes en el XCO de todos los tiempos. Tras decir adiós a la competición de forma profesional en 2016 sigue poniéndose dorsales en pruebas de todo tipo. Desde citas por etapas, a pruebas de bike-maraton pasando […]

Jose Antonio Hermida es el mejor biker de la historia del MTB en nuestro país y uno de los referentes en el XCO de todos los tiempos.

Tras decir adiós a la competición de forma profesional en 2016 sigue poniéndose dorsales en pruebas de todo tipo. Desde citas por etapas, a pruebas de bike-maraton pasando por competiciones de e-bikes. Si a ello le sumamos que es el principal embajador de Merida en el apartado de mountain bike, está claro que el biker de Puigcerdà no tiene tiempo para aburrirse.

Recién pasados los Campeonatos del Mundo de bike-maraton, uno de sus objetivos del año, pudimos hablar con él sobre sus sensaciones y el desarrollo de una prueba que fue muy peculiar.

Hermida, siempre con una sonrisa

Hermida, siempre con una sonrisa

El Mundial de XCM era uno de tus objetivos y a la vez fue una carrera extraña. ¿Cómo fue para ti?

El Mundial fue bien entre comillas. Llevaba mucho tiempo preparándolo, con ganas. Es verdad que con el tipo de trabajo que tengo ahora te das cuenta que cuando eres corredor profesional descansas mucho más, los entrenamientos tienen mucha más eficiencia. Llegaba en buenas condiciones físicas, pero por lo que fuese ya desde salida no me encontré cómodo. No me sentía con fuerza y vi que a la velocidad a la que íbamos no podía estar ahí mucho tiempo. Quizás por ser un corredor más explosivo o pequeño influenció en como me encontré teniendo en cuenta como era el circuito. Se salió tipo carretera. Eran dos vueltas y desde el principio se salió muy a tope. Era exagerado. Seguramente los de delante se iban guardando un punto porque a final de carrera se vio que apretaron. Yo no llegué a ir cómodo nunca y acabar el 30 o el 40 no tenía sentido. Especialmente teniendo en cuenta que después tenía que viajar a Italia a los Eurobike Media Days. Ahora mismo mi vida no es sólo competir y tengo que coordinar diferentes cosas. La ilusión era correr el mundial y hacerlo bien. Tampoco era fácil para mi con un circuito que era mucha pista, poca técnica. Solo hace falta ver la media que sacaron los primeros. No era llano, ni mucho menos, pero el tipo de terreno era muy rápido.

Su vida actual le lleva a combinar eventos como embajador de Merida por todo el mundo con los entrenamientos. Nada fácil

Su vida actual le lleva a combinar eventos como embajador de Merida por todo el mundo con los entrenamientos. Nada fácil

En el mundial hice una hora y cuarenta minutos por encima de mi umbral

¿Algunos datos que ilustren el nivel de rendimiento de una prueba de este nivel?

Yo hice máxima de 181 pulsaciones. La primera hora y cuarenta minutos la hice a 375 vatios de media, que resulta que con los tests de esfuerzo mi umbral está en 370 vatios, así que hice una hora y cuarenta por encima de lo que es mi umbral. Pero son carreras, y el premio no se lo dan a nadie por números, sino quien pasa primero meta. Pero no era un circuito de ir relajado. Se iba a treinta por hora, pero como si fuere un puerto de carretera. 

También, en carreras así, hay un desgaste psicológico, por la táctica que hay que llevar y saber colocarse. En estas carreras mucha gente puede estar delante y gastas más o menos energías según sepas moverte en el grupo. No es mi especialidad moverme en un pelotón en llano. Algo aprendí de Purito en la Epic, pero no me ha ayudado mucho, debo necesitar más clases.

El año que viene vuelven los Mundiales de bike-maraton, con un circuito en los Dolomitas que será diferente. Será otra oportunidad.

Tras esta primera parte de la temporada ¿qué toca ahora?

Pues haré un parón importante. Después de participar en los Eurobike Media Days descansaré. En julio toca la presentación internacional de Merida, donde en 14 días se presentan todas las bicicletas a prensa. También estaré en la feria de Eurobike. Ya en septiembre tocará volver a competir en la Catalunya Bike Race, que ya está en una fase camino de llenarse. Será un evento importante. También el Roc d´Azur. Tengo alguna propuesta para hacer alguna carrera en Sudamérica, pero tengo que combinarlo con eventos que tengo en esa época en China, Japón y Taiwán.

Hermida con Purito, tandem explosivo

Hermida con Purito, tandem explosivo

¿Tienes contacto con el XC de competición?

Sí, he ido a ver la Copa del Mundo de Vallnord. Es interesante ver como evolucionan los corredores jóvenes. Así también puedo ver si me echan de menos, si el XCO se ha hundido sin mi o si va mejor. Los veteranos parecen que algunos aflojan. Ver la evolución de Pablo Rodriguez y David Valero, que siempre están ahí este año. O a Sergio Mantecón volver a competir tras su lesión. Es interesante.

No echo de menos la competición de XCO en si, menos cuando veo el sufrimiento que es la última vuelta

¿Echas de menos la competición de XCO?

No mucho. Lo que más echo de menos es el colegueo y el ambiente, pero las carreras no. No estoy pasando ninguna crisis por no estar ahí ya. También con la agenda que llevo no tengo tiempo de aburrirme. He competido también. Así que todavía me siento corredor. Pero las carreras de XCO en si no las echo de menos. Y menos cuando veo las carreras, y ves la última vuelta como en Albstadt. Es agonía sobre agonía. Lo has dado todo y le pides aún más al cuerpo en la última vuelta. Siempre la acabas haciendo al máximo después de haber rodado al máximo desde el inicio. La gente quizás no lo aprecia, pero es el sufrimiento extremo.

¿El año que viene Cape Epic?

Creo que sí. Con Purito nos veremos en Alemania, cuando hagan la presentación de bicis. A ver como lo planteamos. Intentaremos que venga a la Catalunya Bike Race y a ver si me lo llevo también al Roc d´Azur. Pero el tiene una agenda complicada también con su papel en el Bahrein-Merida. Pero nos gustaría volver y salir con los equipos UCI. Que somos veteranos, pero todavía nos aguantamos en el pelotón de elite. Siempre hace ilusión salir con los mejores. También hay que ver que este año nos ha salido perfecta la Cape Epic. Purito al acabar me decía “si arrancamos delante seguro que podemos ir mejor” y yo le decía que hemos ido perfecto, que no nos ha pasado nada. No hemos pinchado, no hemos tenido caídas ni bajones. El año que viene saldremos delante y no pasará de todo -comenta entre risas sobre su meritoria actuación en Sudáfrica-.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus