Noguera Bike Race
Alps Epic Mountain Bike Stage Race
Pearl Izumi “5403 horas”
Ruedas Progress MTB - XCD-CB PLUS NITRO
Publicado el 17-2-2017
El italiana acaba de cumplir su sanción por dopaje y llega a un equipo que ya ha tenido problemas con otro corredor dopado en el pasado

El MTB está de moda. Es algo indudable. En parte gracias al bike-maraton y las pruebas por etapas que han abierto el mountain bike de competición a corredores menos habilidosos que no tendrían espacio en el formato de XCO actual.

En los últimos años la nómina de bikers de carretera que han acabado compitiendo en MTB es muy alta. Algunos llaman más la atención que otros.

Sin embargo, la llegada de este tipo de corredores no siempre es asociable a aspectos positivos. Muchos arrastran lo peor de la imagen de la carretera, el dopaje, y a pesar de ello son acogidos como estrellas en nuestro deporte.

Luca Paolini

Luca Paolini

El último caso es el del italiano Luca Paolini, que acaba de anunciar su fichaje por el equipo Torpado-Südtirol-International Mtb Pro Team. Se trata de un fichaje especialmente llamativo por varios motivos. Por un lado se trata de un corredor de carretera muy destacado en el pasado. Arrancó su carrera profesional en el año 2.000 y ha obtenido triunfos tan importantes como la Flecha Brabanzona de 2.004, la Omloop Het Nieuwsblad de 2013 o la Gante-Wevelgem de 2.015, además de un bronce en el mundial de Verona 2.004 y etapas en el Giro. Un corredor que se hizo un nombre en las clásicas de un día.

Por otro lado llega al MTB tras acabar de cumplir una sanción por dopaje en el Tour de Francia de 2.015, donde dio positivo por cocaína. Su sanción de 18 meses acabó el pasado 10 de Enero y ahora es un corredor libre para volver a competir. A sus 40 años se ha fijado en el MTB.

El caso del equipo Torpado, ahora llamado Torpado-Südtirol-International Mtb Pro Team, también merece un repaso. Equipo de Roel Paulissen, un destacadísimo biker en XCO a principios de los años 2.000, ganador de dos mundiales de bike-maraton, de pruebas de la Copa del Mundo de XCO y de la Absa Cape Epic, fue sancionado por dopaje en el año 2.010 al dar positivo por clomiphene, una hormona prohibida. Fue expulsado del equipo Cannondale Factory Racing, conjunto que a causa de su positivo cerró (y volvió años después con una estructura completamente nueva y diferente). En noviembre de 2.012 finalizaba su sanción y fichaba por el Torpado, donde ha militado desde entonces. Durante esta segunda parte de su carrera se ha centrado en el bike-maraton, logrando grandes resultados.

Fue muy protagonista de la Absa Cape Epic de 2.014 formando equipo con Riccardo Chiarini, otro corredor italiano proveniente del ciclismo profesional de carretera y fichado por Torpado para hacer pareja con el propio Paulissen. Ambos ganaron la 5ª etapa de esa edición de la Absa Cape Epic y acabaron 4º de la general. Poco después, en el mes de mayo, Chiarini daba positivo por EPO en un control por sorpresa efectuado fuera de competición. Como el control fue después de la Absa Cape Epic, sus resultados se mantienen, pero siguiendo la política de tolerancia cero con el doping Chiarini no podrá volver a competir jamás en la carrera africana.

Volviendo a Luca Paolini, el italiano se ha puesto un objetivo establecido junto a otro ex-profesional de carretera, Mirko Celestino, que ahora es comisario técnico de la federación italiana para MTB. Celestino, que tras su etapa en la carretera logró dos medallas en mundiales de bike-maraton, cree que Paolini puede hacer un gran papel en el Campeonato del Mundo de este año, a celebrar en Singen (Alemania), dado su recorrido rápido y con muy poca dificultad técnica. Paolo Betini, otro ilustre ex-profesional vinculado ahora a la federación italiana, será el encargado de la puesta a punto a nivel físico de Paolini. Todo un experimento que no siempre ha acabado bien.

El equipo al completo se presenta de forma oficial este domingo.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus