Scott Spark
Scott Marathon by Taymory
Liquidación cuadros Niner
Ruedas Progress MTB - MT Plus
Publicado el 7-11-2016
De 35 participantes a casi 6.000. De no tener premios a superar los 60.000$. La historia de una carrera única

Se celebra desde 1990 y en su lista de ganadores hay nombres como Tinker Juarez, Alison Dunlap, Jeremy Horgan-KobelskiLukas FluckigerGeorgia GouldCatharine Pendrel o Geoff Kabush.

Está claro que no es una carrera cualquiera, no sólo por haber superado las 25 ediciones, o por reunir a los mejores bikers americanos año tras año. La Iceman recibe su nombre por disputarse en mes de noviembre y en una zona gélida del estado de Michigan. 5 grados bajo cero fue la temperatura más baja registrada en la salida de una de sus ediciones. La media suele estar en los 4º positivos. Y la nieve y el hielo suelen ser elementos habituales, aunque en los últimos años han sido más caros de ver.

Ha pasado de los 35 competidores de su primera edición a los cerca de 6.000 de los últimos años. Números de prueba excepcional y con un carácter único.

Imagen de un año "duro" en la Iceman. Este año la prueba se disputó con temperaturas suaves

Imagen de un año “duro” en la Iceman. Este año la prueba se disputó con temperaturas suaves

Se trata, además, de una carrera punto a punto. Es decir, no es un recorrido circula. Con salida en Kalkaska, el recorrido de 29 millas (unos 46km) es rápido y no especialmente técnico. Se adentra en un circuito de ski nórdico en sus últimos kilómetros, en uno de los rasgos más característicos de la prueba.

Otro dato a resaltar del evento son los premios en metálico. Cada año han ido aumentando desde su inicio hasta llegar a su máximo este 2016, con más de 60.000$ a repartir, en concreto 61.430$. 6.000$ para el primer clasificado tanto masculino como femenino e igualdad de premios para hombres y mujeres.

Este año la carrera ha sido dominado por un novato. El biker de Specialized Howard Grotts ha ganado contra todo pronóstico. Era uno de los favoritos pero ante él había bikers con mayor conocimiento de la prueba.

Grotts atacó a falta de casi 30km del final. Abrió un pequeño hueco, pero en una carrera tan rodadora, en la que los grupos juegan un papel importante, parecía misión imposible ganar en solitario. Sin embargo aguantó a sus perseguidores para entrar en meta con un ajustado margen de 14 segundos de ventaja. Con 1:23:36 tuvo bastante para completar el recorrido.

Eso le permitió disfrutar de otra de las cosas diferenciadoras de la Iceman, su trofeo, totalmente realizado en hielo. Tan bonito como efímero.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus