Scott Marathon by Taymory
Skoda Gran Fondo Priorat
Niner Air 9 RDO
Scott Spark
Publicado el 10-10-2016
Un concepto sencillo y práctico para llevar lo necesario para reparaciones con el mínimo peso y rapidez de uso

Si eres de los de la filosofía “menos es más” la SpeedSleev SeatSleev estará en tu bicicleta en breve.

Dar la vuelta a un producto que parece no tener más evolución y convertirlo en algo totalmente nuevo es lo que ha logrado la marca inglesa con un amplio repertorio de sistemas de transporte para nuestra bicicleta.

De cara a los bikers el más interesante es el que ha pasado por nuestras manos, el SpeedSleev SeatSleev. O como redefinir el concepto de “bolsa de sillín”.

Speedsleev con una cámara 29" y bombona grande de CO2

Speedsleev con una cámara 29″ y bombona grande de CO2

A favor Diseño minimalista y eficaz. Facilidad de instalación. Buenos acabados
En contra -

Poco peso, poco espacio, facilidad de instalación y gran eficacia. Es todo lo que ofrece un producto al que no se puede criticar nada.

Creado con nylon y con diferentes velcros para fijar el material que llevamos y también fijarse a los raíles del sillín. Un sistema de instalación fácil, rápido y seguro. Está disponible en dos medidas. La pequeña, en teoría, para carretera y la grande, para MTB.

Sin embargo la pequeña sirve para cargar, de sobra, con lo esencial para una salida o carrera. Una cámara de 29″ fina, un cartucho de CO2 con su adaptador y una pequeña multiherramienta. El cierre con velcro permite dejarlo todo completamente fijo y sin que tenga ningún tipo de movimiento con los baches (más de 400km de senderos de todo tipo lo avalan en nuestro test).

Speedsleev

Los comportimentos que se pueden crear usando los velcros internos

Speedsleev

El minimalismo para rediseñar el concepto bolsa de sillín

Si los pequeños compartimentos que se forman con el uso de los velcros internos son demasiado pequeños para llevar lo que buscas, al final puedes optar en fijarlo todo por presión con el gran velcro global que hace de cierre con los raíles del sillín. Así es como pudimos transportar nuestra mini-herramienta sin problemas junto a la cámara y la bombona.

Con sólo 54 gramos de peso y una construcción sólida hecha para durar es un accesorio ideal para llevar en las competiciones de bike-maraton. Algo que montaremos en nuestra bicicleta y nos permitirá olvidarnos de coger recambios básicos para cada salida.

Speedsleev

La bolsita protectora que incluye

Speedsleev

Speedsleev desplegado

La versión Small viene además con una funda que podemos usar para proteger la cámara del barro y el polvo del exterior. Gracias a la enorme versatilidad que proporciona su sistema de sujeción podemos usarlo con todo tipo de combinaciones de sillines y tija de sillín.

A la hora de usar el material que guardemos podremos acceder a él de forma rapidísima. Nada de cremalleras que se enganchan o están atascadas por el paso del tiempo y el daño de estar expuestas a los elementos.

En cuanto a precio, no es especialmente barato, pero ni mucho menos caro visto su rendimiento y calidad de acabados. Más aún teniendo en cuenta que será un accesorio que nos puede acompañar años y años. Una de esas cosas que es más probable que dejemos de usar porque la perdamos que no porque deje de funcionar correctamente.

En definitiva, una solución sencilla, bien acabada y resistente para un accesorio que cobra nueva vida gracias a este diseño minimalista.

Speedsleev

Speedsleev

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus