Scott Marathon by Taymory
Ruedas Progress MTB - XCD-CB Plus
Niner Air 9 RDO
Skoda Gran Fondo Priorat
Publicado el 13-5-2016
Aprovechando en parte el pinchazo de su compañero de equipo Coloma, que rodaba destacado

Catriel Soto ha aprovechado el pinchazo de su compañero de equipo MMR Factory Racing, Carlos Coloma, para lograr el triunfo en la primera etapa de La Rioja Bike Race 2016, en apenas (2:31:10). El argentino afincado en La Rioja durante su temporada europea alarga su brillante momento de forma, ya que viene de proclamarse campeón panamericano y finalizar 11º en la primera prueba de la Copa del Mundo. Segundo ha sido el polaco Adrian Brzozka (2:31:11), del JBG-2, seguido del suizo Hansueli Stauffer (2:31:11), del IBXS-Wheeler.

rbr_04

En categoría femenina la victoria ha sido para la favorita Clàudia Galicia (2:57:33), del Polar-Trek. La catalana sigue imbatida en La Rioja Bike Race, ya que ha ganado todas las etapas que se llevan disputadas en las tres ediciones de la prueba. Sandra Santanyes (3:02:31), del MMR-Powerade, y Ramona Gabriel (3:10:46), del Scott-Taymory, la acompañaron en el podio.

Catriel ha explicado cómo se ha desarrollado la prueba. “Ha sido una etapa muy dura, desde el comienzo ha habido un muy buen ritmo y muchas fugas, entre ellas, la de mi compañero Carlos Coloma. En el inicio iba un poco mal, así que he decidido no arriesgar demasiado y apretar más adelante. Estaba en el segundo grupo perseguidor y en la bajada he podido ganar tiempo”. El argentino ha añadido que “cerca del segundo avituallamiento me encontré a Carlos con el pinchazo, le ayudé, pero pude llegar al grupo de cabeza e imponerme en la etapa”.

rbr_01

Soto se refirió a la etapa reina de mañana. “Será muy dura, con muchos kilómetros y muy larga y no estamos muy acostumbrados. Además, hay muchos corredores que están fuertes, como hemos visto hoy, con cinco de ellos disputando la victoria de etapa”.

Por su parte, Carlos Coloma ha señalado que “a la altura de Trebijano he cogido la cabeza de carrera, la bajada la he hecho a fondo, como cada año, abriendo tiempo. Cuando lo más difícil había pasado, a dos kilómetros del avituallamiento, he pinchado en una zona plana, he tenido que rodar en llanta y he perdido mucho tiempo y la opción de vencer”. El riojano ha avanzado que “por el tipo de entrenamiento que estoy haciendo este año de cara a los Juegos Olímpicos, la etapa maratón del sábado la tenía marcada como muy importante y aún habrá que forzar más y ver cómo está el cuerpo”.

rbr_02

Quien se ha mostrado plenamente feliz ha sido, con razón, Clàudia. “Ha sido una etapa muy bonita. Sandra (Santanyes) ha empezado muy fuerte y yo me he puesto detrás pero a partir del kilómetro 10-12 me he puesto delante. Iba un poco asustada porque era la primera carrera larga de la temporada y no sabía cómo me encontraría, pero me he sentido bien, fuerte, como el año pasado. He sido muy constante y he vigilado mucho la bajada, sin arriesgar”.

rbr_03

Una primera etapa dura

La etapa, de 61,2 km y 1.810 metros de ascensión, ha comenzado atravesando los viñedos que conducen hacia Clavijo, siguiendo una ruta sin gran desnivel pero en continuo ascenso, rodada en anteriores ediciones pero que nunca había protagonizado el inicio de la prueba. Los primeros 15 km de la prueba sirvieron para ir estirando el pelotón de mil participantes y destacando a los favoritos.

A partir de Clavijo, donde estaba situado el primer avituallamiento, se continuó ascendiendo por pista y, tras el primer tramo de sendero, comenzaron las primeras pendientes fuertes, que fueron desgranando el pelotón.

En apenas diez kilómetros, el paisaje cambió por completo, pasando de los pintorescos viñedos a los inhóspitos y pelados montes que ofrecen unas espectaculares vistas de del valle de Iregua y la sierra de Moncalvillo.

Un tramo ideal para los Mountain Bikers más escaladores y menos técnicos obtuvieran diferencia antes de afrontar la segunda parte de la etapa. Tras un corto descenso, se inició la segunda parte de la ascensión principal por un espectacular tramo de sendero hasta Luezas, seguido del técnico descenso por Senda Bonita, dos de los tramos decisivos de esta etapa, y que el favorito Carlos Coloma aprovechó para desmarcarse.

Con dos tercios del recorrido disputado, se alcanzaba el segundo avituallamiento, situado a las afueras de Nalda, que marcó el desarrollo de la etapa, por el pinchazo de Coloma. La etapa que parecía decidida, daba un vuelco, dejando un pequeño grupo en cabeza formado por Catriel, Brzozka, Stauffer, Víctor Fernández (Berria Factory) y Diego Tamayo (Tomàs Bellés-Canondale). Sólo quedarían unos tramos rapidísimos hasta las inmediaciones de Logroño, con el complicado bucle de la Peña del Águila como guinda para determinar a los ganadores de etapas y primeros líderes. El campeón argentino Soto se adjudicaría la etapa al sprint.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus