Powerbar Muffin
Scott Marathon by Taymory
Sportful
Skoda Gran Fondo Priorat
Publicado el 26-4-2016
Ha quedado fijada en 6 años y 18.000€, además de anular sus resultados desde el 11 de octubre

Finalmente, y tras la audiencia de la UCI a la que la propia corredora sancionada no ha acudido, la sanción que Femke Van den Driessche recibirá quedará en 6 años de suspensión. Para los que no sigan el caso, algo poco probable, la belga fue descubierta con una bicicleta que equipaba un motor eléctrico oculto en el pasado Campeonato del Mundo de ciclocross sub-23 siendo el primer caso oficial de este tipo de trampas que se ha popularizado con el mal apodo de “dopaje mecánico”.

La sanción tiene efectos desde el 11 de octubre, fecha a partir de la cual ha sido descalificada de todas las competiciones, debiendo devolver las medallas, trofeos y premios económicos logrados desde entonces. Entre esas carreras está el Campeonato de Europa y el de Bélgica.

motores

La multa que se le ha impuesto ha quedado fijada en 20.000 francos suizos, unos 18.000 euros. La corredora ya había anunciado su intención de retirarse de la competición para siempre y se ha declarado siempre inocente, o como mínimo, desconocedora que esa bicicleta iba equipada con un motor.

Según la información de la UCI se encontró un motor conectado a una batería en la tija de sillín que se activaba y desactivaba a través de un discreto botón vía Bluetooth instalado en el manillar.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus