Scott Spark
Sportful
Ruedas Progress MTB - MT Plus
Powerbar Energize
Publicado el 5-1-2016
Es la última ayuda de Rotterdam para seguir incentivando el uso de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad

Holanda es uno de los países del mundo donde más se emplea la bicicleta como medio de transporte urbano. No es algo casual. Instituciones y habitantes hace años que trabajan para crear ciudades donde moverse en bici sea más fácil, cómodo y eficiente que cualquier otro medio.

Ahora acaban de estrenar un sistema pionero para conseguir que los semáforos para ciclistas se pongan en verde antes en caso que esté lloviendo, evitando así que los ciclistas tengan que esperar mucho tiempo a que se ponga verde bajo la lluvia.

sensor

Para ello han instalado unos sensores en los semáforos que hay en los carriles bici de la ciudad que detectan la lluvia. Con ellos se garantiza que cuando está lloviendo la espera máxima para que el semáforo deje de estar rojo será de 40 segundos, en lugar de los 3 minutos a los que puede llegar en caso de que no haya lluvia. Así que, mientras los conductores de coches se mantienen secos dentro de sus vehículos, lo harán a costa de tener que esperar un poco más en los semáforos cuando llueva.

Por ahora el sistema está en fase de pruebas en varios carriles bici de la ciudad pero la idea es expandirlo a toda la red viaria de la ciudad de Rotterdam, y si es un éxito a otras localidades del país.

 

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus