Skoda Gran Fondo Priorat
Sportful
Powerbar Energize
Ruedas Progress MTX
Publicado el 8-12-2015
Poco tiempo, poca luz, frío... no es el mejor escenario para el BTT. Pero hay otras alternativas para completar nuestra preparación

El invierno es una fase complicada de la preparación física. Con los objetivos de la mayoría de bikers (ya sean marchas o carreras) aún lejos en el calendario, las pocas horas de sol, la bajada de temperaturas y las fiestas navideñas por medio, mantener la motivación para seguir saliendo en bicicleta, o simplemente contar con el tiempo y las condiciones necesarias para hacerlo no es sencillo.

Por ello es un buen momento para buscar alternativas que nos permitan mantener en forma, e incluso fortalecer nuestro cuerpo para acabar rindiendo mejor sobre las bicicleta. Es la época en la que podemos probar nuevos deportes complementarios que no podemos practicar durante los meses en que nos entregamos a la bicicleta.

Hay diferentes modalidades que, dependiendo de nuestros gustos y terreno, nos ayudarán a hacer más amenos los fríos meses del invierno.

Running

La alternativa por excelencia. Barato de practicar, ideal para maximizar entrenos con poco tiempo y un complemento para fortalecer nuestro físico a nivel general. En el pasado los ciclistas huían de forma mayoritaria del running, pero actualmente está claro que puede aportar muchos aspectos positivos.

El único inconveniente es que requiere de un periodo de adaptación previo. Si hace mucho que no corres empieza con salidas suaves, y ves incrementando el tiempo de las mismas progresivamente. Será difícil que te libres de los dolores en los primeros días puesto que estás pasando de un deporte sin impacto como el ciclismo a uno con impacto, en el que tendones y articulaciones recibirán una carga a la que no están acostumbrados. Recuerda siempre calentar bien para intentar evitar cualquier tipo de lesión. Siempre que puedas evita el asfalto, corriendo por pistas de tierra, hierba o terreno blando.

Superada esa fase, podrá salir a correr en cualquier lugar, con un mínimo de equipamiento y podrás sacar mucho mayor rendimiento al tiempo que dediques al running. Si quieres un poco más de emoción adéntrate en los senderos a golpe de zapatilla. El trail running te permitirá ver los caminos por los que ruedas de forma habitual de otra manera. Ten precaución en las bajadas, que son las zonas más exigentes a nivel de impacto con la musculatura y el cuerpo en general.

Gimnasio

Una de las opciones más populares. Más allá de los tradicionales programas de máquinas para musculación prueba con el crossfit y otras disciplinas que te permiten trabajar casi sin peso, o solo con el peso de tu propio cuerpo, son menos propicias a generar lesiones y mucho más amenas de realizar. La mayoría de profesionales del MTB ya incorporan este tipo de sesiones a sus entrenamientos habituales. Mejoras en la resistencia, la fuerza explosiva, propiocepción, equilibrio… una buena lista de beneficios.

coloma_gym

Natación

Si tienes una piscina cerca es una buena alternativa. Otro deporte sin impacto que puede suponer una ayuda en sesiones de recuperación. Mejorarás la condición general de la parte superior del cuerpo, aumentarás tu coordinación y puedes alternar sesiones a ritmo con otros días de alta intensidad para trabajar diferentes intensidades sin problemas. También aportará beneficios a tu respiración. No es la modalidad más divertida pero puede ser un gran complemento a la bicicleta.

Ski nórdico y ski de montaña

Sólo si tienes nieve cerca de casa y las condiciones necesarias para practicarlo. Deporte sin impacto y que es usado por multitud de bikers en la época invernal. Desde Nino Schurter a Alban Lakata, pasando por Pendrel o el propio Hermida.  Supone un trabajo aeróbico similar al de la bicicleta y también tiene beneficios en cuanto a equilibrio y coordinación.

El equipamiento necesario para practicarlo es más caro, y España no es, precisamente, el mejor país para ello.

ski

 

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus