Scott Marathon by Taymory
Scott Spark
Skoda Gran Fondo Priorat
Ruedas Progress MTX
Publicado el 17-6-2015
Un modelo todo-uso para celebrar los 25 años de zapatillas Shimano y pedales SPD. Las SH-M163G no pueden negar que son un modelo genuinamente Shimano

Shimano está de aniversario. Hace 25 años que la marca lanzó su primer pedal automático SPD (Shimano Pedaling Dynamics). Era el Shimano M737, un modelo que marcó un camino y que se propagó como la espuma por el mountain bike. Junto a ellos llegaron sus primeras zapatillas, las M100, pensadas para ser cómodas, duraderas y totalmente compatibles con sus pedales.

shimano_01

Desde entonces hasta hoy Shimano no ha parado de fabricar pedales y zapatillas para todos los gustos. Con el paso del tiempo ha llegado la especialización y cada usuario puede tener un modelo concreto en función del tipo de biker que sea.

shimano_03
 
shimano_02
 

Con motivo de este aniversario han presentado las zapatillas Shimano SH-M163G (sí, poner nombres nunca ha sido el fuerte de la marca nipona). Orientadas para todo tipo de usuarios, serán los bikers del segmento trail y enduro los que mejor sepan apreciar la multitud de funcionalidades que engloba este modelo.

shimano_06

Suela Torbal, los mejores cimientos para una zapatilla

La suela de este modelo está estudiada al detalle. Bajo el nombre de Torbal nos encontramos un diseño donde cada sección de la suele tiene una función específica. A grandes rasgos nos encontramos con una parte delantera más rígida y una trasera más flexible. También se sitúan dos bloques de goma especialmente rígidos en la zona de contacto con el pedal, ideados para mejorar la estabilidad.

shimano_09
 
shimano_08
 

Los tacos delanteros son de un material que otorga mayor tracción, mientras que los traseros, menos importantes a la hora de andar, son de un material más duradero.

Por arriba nos encontramos un importante refuerzo en la zona de la puntera y lateral delantero de la zapatilla, las zonas más propensas a golpes.

Su cierre combina dos tiras cruzadas, que en Shimano denominan Cross X Strap, y que permiten reducir la presión en el pie. En conjunto con el cierre superior por carraca (muy cómoda de accionar tanto para cerrar como para abrir) dan una sujeción perfecta y distribuyen la presión muy bien por toda la superficie de contacto. La lengüeta interna, gruesa y amplia, también es vital en esta distribución de la presión.

shimano_10
 
shimano_07
 

Hay zonas de malla transpirable, aunque la ventilación, como en casi todas las zapatillas de este segmento, no es su punto más fuerte.

Llama la atención las guías de ajuste de la cala, extra largas, lo que ofrece más posibilidades a la hora de colocar la cala.

Con marcado estilo Shimano

Las zapatillas SH-M163G no pueden negar que son un producto genuinamente Shimano. Una estética discreta, pocas concesiones a florituras inútiles y un rendimiento elevado. Desde el primer momento que te las calzas percibes que son unas zapatillas cómodas. Incluso en el caso de un pie ancho en su parte delantera, no tuvimos molestias ni los primeros días de uso por presión en puntos concretos del pie. Los cierres de velcro y la carraca son muy funcionales, fáciles de emplear y cómodos.

shimano_11

La zona del talón tiene una buena fijación a pesar del perfil bajo de la zapatilla. A la hora de caminar con ellas son especialmente cómodas y realmente te olvidas de que las llevas. La cala no sobresale de los tacos laterales con lo que ésta no va tocando el suelo mientras andamos.

Se defienden mejor con climas suaves que con el calor más intenso, algo común a la mayoría de modelos de estilo trail o enduro.

shimano_12

Los refuerzos en puntera y laterales son muy efectivos y a pesar de varios roces poco cariñosos con salientes del camino, no presentaron daños de importancia. En un uso con barro echamos en falta un taqueado algo más agresivo en la suela, pero sin ser un modelo específico para este terreno cumplirán en la mayoría de situaciones. Ese mismo diseño envolvente que resta algo de ventilación fue de agradecer en los días de lluvia en los que las pusimos a prueba, protegiendo mucho de los elementos externos.

De ellas destaca la facilidad de movimientos que otorgan, en parte por su diseño bajo que deja mucha movilidad al tobillo y en parte por la buena construcción de su suela.

El peso, de 449 gramos cada zapatilla (en talla 43), está en la línea de lo correcto para un modelo de estas características.

No hay opciones de color, puesto que se trata de una edición limitada para este 25 aniversario.

Se venden en un pack que incluye unos pedales Shimano PDM530C, un modelo todo-uso que encajará con la mayoría de bikers. El PVP del pack es de 162€.

A favor Enorme comodidad de uso. Calidad de materiales.
En contra Ventilación en recorridos con altas temperaturas

shimano_15
 
shimano_16
 

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus