Scott Spark
Ruedas Progress MTB - XCD-CB Plus
Sportful
Scott Marathon by Taymory
Publicado el 20-5-2015
Marcó una época en el MTB, pero el carbono lo apartó de la fama. Ahora tenemos el mejor aluminio de la historia del MTB. ¿Vale la pena apostar por él?

El aluminio ha ido perdiendo presencia en el mercado del MTB. Cuadros, y especialmente componentes, no pueden tener la etiqueta de gama alta si no van acompañados de la frase “realizado en carbono”.

El simple hecho de estar realizado en carbono parece situar al componente o cuadro en cuestión por encima de cualquier producto similar de aluminio. Gracias a eso encontramos decenas de productos de carbono de dudosa calidad, pero que tienen salida al mercado por su look carbono y esa etiqueta que dice que están fabricados con el material más agraciado del MTB.

aluminio1

El aluminio actual es el mejor que hemos tenido nunca en el MTB

Pero el aluminio es, a día de hoy, mejor que nunca. En los últimos años han proliferado nuevas y revolucionarias técnicas para trabajar este material. La tecnología de hidroformado ha acabado de un plumazo con el look clásico de tubos redondos asociado con el aluminio. Ahora un “tubo” de aluminio puede tener cualquier forma y esto ha repercutido en una estética mucho más atractiva. A nivel técnicos se traduce en tubos diseñados al milímetro, que describen todo tipo de curvas y que cuentan con grosores cambiantes en cada zona en función de las cargas que vayan a recibir.

Fabricar un cuadro de aluminio es considerablemente más barato y sencillo que hacerlo con carbono, lo que repercute en un precio claramente más económico que sus hermanos “high end” de carbono.

El hidroformado permite un sinfín de posibilidades y formas para este metal

Está claro que el carbono tiene una serie de ventajas. Puede dar vida a cuadros aún más rígidos que el aluminio, y que a la vez tengan cierto comportamiento absorbente. Son las ganancias marginales que parecen justificar las enormes facturas a pagar por los productos de carbono de alta tecnología. Pero ¿cuantos bikers serán capaces de sacar partido a esas ganancias marginales? Si rodases sobre una bicicleta sin poder saber de que material está realizado el cuadro, ¿sabrías distinguir entre carbono y aluminio?

Además, el aluminio tiene su propio feeling. Es un material rígido y que otorga una sensación de firmeza considerable, algo que en ocasiones se puede vender como una ventaja y en otras como un inconveniente.

En cualquier caso, los cuadros y componentes de aluminio son, a día de hoy, mejores que nunca. Hay marcas que lo saben y están apostando por lanzar algunos de sus modelos más avanzados con bastidores de aluminio. GT, Kona, Cannondale, Lapierre y otras muchas tienen disponibles en su catálogo bicicletas de aluminio con la misma tecnología de suspensión que sus hermanas de carbono. Y te ahorrarás un buen puñado de euros.

¿Es hora de darle otra oportunidad al aluminio?

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus