Scott Marathon by Taymory
Sportful
Ruedas Progress MTB - XCD-CB Plus
Liquidación cuadros Niner
Publicado el 25-4-2015
Eddy King, un destacado rider de BMX, comparte los motivos que hicieron que una caída le dejase en silla de ruedas: un mal empaquetado de su mochila

Su uso es cada vez más popular, y con la llegada del enduro su tamaño y la cantidad de elementos que transportamos en ellas ha crecido y ha variado enormemente. Nos referimos a las mochilas específicas para MTB que muchos de nosotros empleamos en nuestras salidas. Bien sea para llevar comida y bebida, repuestos o ropa complementaria, son ya una parte de nuestra equipación para muchos de nosotros. Si nos referimos a las competiciones de enduro, cada vez más populares, su uso es casi ineludible.

Por su situación, cubriéndonos toda la espalda, pueden convertirse en un elemento de seguridad en caso de caída o en una arma contra nuestra integridad física. Todo dependerá de cómo y qué llevemos en ella.

En 2012 Eddy King, un destacado rider de BMX, cogió su mochila de hidratación y la llenó con lo que solia llevar siempre en sus salidas. Agua, el móvil, una cámara de recambio, herramientas y una bomba para las suspensiones. Todo lo que consideró necesario para un largo día de bajadas en el Snow Summit Resort de Big Bear Lake, en California. En una de las bajadas su vida cambiaría. En una caída salía despedido por encima del manillar y caía al suelo sobre su espalda dañándose la espina dorsal a la altura de las vértebras T11 y T12. El resultado no podía ser peor, Eddy King quedó paralítico de cintura para abajo. Estos días ha querido compartir su historia para prevenir a otros bikers de que sufran lo que él está pasando: una lesión grave a causa del material que llevaba en la mochila. En este caso, según el propio rider, fue la bomba de la suspensión la que le ocasionó las lesiones al caer sobre ella.

En las fotos se puede ver como la bomba se doble en dirección a mi espina dorsal, justo en el punto donde tuve las lesiones. Estoy seguro que si sólo hubiese llevado agua eso no hubiese pasado y hubiese salido airoso de la caída” explica King en el relato de lo sucedido.

El consejo es claro. Sólo llevar elementos blandos cerca de la zona de la espina dorsal en nuestras mochilas o incluso en los bolsillos del maillot. Una mochila de hidratación, únicamente con agua, puede ser un elemento de protección puesto que ayudará a disipar la fuerza de un impacto en caso de caída. Pero si en su lugar hay un elemento duro puede acabar ocasionando lesiones de gravedad en una caída que podría no haber tenido ninguna consecuencia. Teléfonos, herramientas y botellas siempre será más seguro llevarlas en los laterales.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus