Niner Air 9 RDO
Powerbar Muffin
Skoda Gran Fondo Priorat
Sportful
Publicado el 20-3-2015
El Investec-Songo-Specialized es el amo de la Absa Cape Epic. El último día de más de 100km en la carrera ha visto como Hermida y Van Houts perdían tiempo

Hoy la Absa Cape Epic ha cruzado una línea. La línea en la que a partir de ahora todo será más fácil para los bikers que aún siguen en carrera. La de hoy era la última etapa de más de 100km, en concreto 117km, una barrera psicológica importante, y la última con el marcado carácter “Cape Epic” y su terreno machacador. La carrera se ha desplazado a Wellington, lugar conocido por sus senderos. Adiós a los largos tramos de pista y al terreno más salvaje e inexplorado.

La alegría de Kulhavy antes de salir. El checo ha sido el elemento diferenciador de esta edición. Aunque en la salida era todo sonrisas, no sabía que iba a llevarse algún que otro susto en la etapa de hoy.

De nuevo terreno abierto, de rodar, roto y machacante. El polvo es el habitat natural de los bikers en Sudáfrica.

Ariane Kleinhans y Annika Langvad no paran. Nueva victoria aplastante en féminas. De no ser por la sanción parecían en disposición de ganar todas las etapas.

Soñando con el domingo y la emocionante llegada final de la Absa Cape Epic. Ya sólo quedan dos días.

Estas últimas jornadas las caídas aumentan en el grueso de bikers que buscan acabar. Las fuerzas están al límite y caídas que salvarías estando fresco son insalvables cuando tienes el cuerpo machacado.

El momento en el que Kulhavy y Sauser decidían poner tierra de por medio y encaminarse hacia otra victoria de etapa. Tienen más de 10 minutos en la general. Kulhavy va camino de ganar las dos veces que ha estado en la carrera. 100% de efectividad.

Poco a poco quedan atrás estos paisajes tan salvajes.

Aún con todo, Sauser y Kulhavy han pasado su momento de tensión. Sauser tiraba por delante y Kulhavy sufría un problema mecánico. Dañaba seriamente su cambio trasero. Sauser no se daba cuenta, y seguía tirando sin saber que su compañero no le seguía. Cuando el suizo se daba cuenta de ello llegaba el pánico: “no sabía que Kulhavy se había parado. Al ver que no venía me temí lo peor, que nuestra carrera se había acabado. No podía volver atrás a buscarlo, porque está prohibido en el reglamento, así que cuando por fin lo vi aparecer fue todo un alivio

Con el paso de los días, las fuerzas bajan y cada uno se pone en su sitio con mayor facilidad. Lo que los primeros días era una batalla constante por la posición en los grupos pasa a ser un rodar más tranquilo. Todos saben ya cual es su sitio en carrera.

La arena, capaz de convertir tramos del perfil que parecen sencillos en auténticas pesadillas. Además, hoy, ha vuelto el viento de cara para endurecer la carrera.

Karl Platt y Urs Huber han pasado dos jornadas de muy mala suerte a causa de las averías. Hoy por fin han vuelto al podio. Segundos en la etapa y han desbancado el equipo de Hermida y Van Houts del podio provisional de la carrera.

Hynek y Lakata no han tenido su mejor jornada. Lakata pinchaba y después, en una caída doblaba la cadena. Han tenido que parar en la zona técnica para cambiarla. En la Absa Cape Epic ser un buen y rápido mecánico sirve para ganar tiempo. Siguen segundos de la general, pero más de 10 minutos les separan del liderato.

Si estás en meta limpiándote de esta forma es que ha sido una gran día. Quiere decir que tienes que subir al podio y tienes unos minutos para “maquillarte” y salir bien guapo en la foto. Los protagonistas del día de hoy han sido los sudafricanos Darren Lill y Waylon Woolcock. Han hecho una etapa impresionante, siendo 3º de la general. Y se han hecho con el maillot de líderes de mejor equipo sudafricano. Es una clasificación que está viviendo una batalla brutal.

El helicóptero, siempre cerca de los bikers. Tanto que ha tirado de la bicicleta a más de uno y de dos bikers con el enorme viento que levanta en sus pasadas a pocos metros de los bikers. Sally Bigham lo explicaba hace unas jornadas. Es el precio a pagar por ser protagonista.

Las averías, al orden del día. A estas alturas de carrera son aún más dolorosas si cabe. Con la meta final a solo dos días, perder la carrera en un problema mecánico es la peor situación posible.

Son muchos los bikers que por fin ven la luz al final del tunel tras superar esta etapa. Las siguientes dos jornadas serán más divertidas y cortas.

La ayuda y el compañerismo, vital.

También hay carretera en la Absa Cape Epic, no todo es comer polvo y piedras.

Mal día para el Multivan-Merida. Han cedido cerca de 14 minutos, y han perdido la plaza de podio en la general. Aún quedan 2 días para seguir peleándola.

Darren Lill en acción. Los sudafricanos siempre hacen un gran papel en la Absa Cape Epic. Conocer el terreno es una gran ventaja. Además son auténticos especialistas en las carreras por etapas. Ningún país del mundo tiene tantas pruebas por etapas como Sudáfrica.

Hynek y Lakata han salvado un día difícil. El problema con la cadena de Lakata podía haberles costado mucho más tiempo.

Siempre hay tiempo para hacer un poco de postureo y diversión. La presencia de un fotógrafo siempre anima a deleitar a la cámara. Karl Platt tenía energías para esto. Se nota que ha sido un buen día para ellos.

La alegría de saber que lo más difícil de la carrera empieza a quedar atrás.

Un buen casco lleno de espaguetis para recuperar. Sólo dos días más para tener la Absa Cape Epic en el bolsillo.

 

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus