Scott Spark
Powerbar Muffin
Scott Marathon by Taymory
Skoda Gran Fondo Priorat
Publicado el 19-3-2015
Una jornada de vigilancia entre los favoritos ha propiciado que por fin gane un equipo diferente al de Sauser/Kulhavy

111km ha sido la distancia que los bikers supervivientes en la Absa Cape Epic han tenido que hacer para superar el ecuador de la prueba. Como en la jornada anterior, el terreno se ha vuelto puramente de Cape Epic, con piedras, arena y polvo como protagonistas.

La nota curiosa del día la ha protagonizado uno de los Epic Trippers, bikers que toman parte en algunas de las etapas de la carrera de forma aislada. En Sudáfrica hay que estar atento cuando dejas tu bicicleta apoyada en algún lugar. Sino, mirar la imagen. Por suerte el león seguía una dieta sólo a base de silicona, y no se comió nada más de la bicicleta.

Los madrugones ya son parte de la rutina diaria de la carrera. Más aún en los grandes equipos que deben mover una considerable infraestructura cada día. El Team Bulls es, sin duda, el más experimentado en este apartado.

También son largas y duras las jornadas para los fotógrafos que nos brindan estas imágenes. Horas y horas de moto o, los más suertudos, helicóptero.

La Absa Cape Epic ya está en su salsa. Atrás quedaron las lluvias y estas últimas jornadas han sido dominadas por el polvo y la arena. Las salidas son uno de los puntos más peligrosos. Mantener la visión en estas situaciones no es fácil.

Especialmente a cola de los grupos.

La inmensidad de Sudáfrica se deja notar en cada una de las etapas.

Por suerte, bastantes kilómetros han transcurrido por pistas que han ayudado a que la etapa pasase algo más rápida que en jornadas precedentes.

Pero eso no les ha librado de los senderos pedregosos y los “jeep tracks”. Las líderes de la general femenina, tras la exhibición de ayer. han vuelto a ganar. Han sumado 20 minutos más a su ventaja.

Alban Lakata y Kristian Hynek siguen siendo la principal amenaza a los líderes masculinos. Hoy ha sido una jornada de marcada vigilancia. Por primera vez, Sauser y Kulhavy han adoptado una actitud más conservadora. Es la primera etapa en línea que no ganan. Los dos equipos han llegado juntos a meta, en la 2ª y 3ª plaza del día.

Un día para disfrutar de la fauna en Sudáfrica. Los rinocerontes, ¿también compiten en parejas?

El calor, aunque no tan intenso como en la jornada precedente, se ha dejado notar.

No podían faltar los pasos por zona vinícola y plantaciones.

Ni los senderos imposibles.

Un poco de diversión. No todo es sufrimiento en la Absa Cape Epic.

A lo largo de esta semana los bikers habrán transitado de pasos de todo tipo.

Cualquier oportunidad es buena para refrescarse.

Y las ascensiones del inicio de la etapa, el punto más duro del día.

El de la imagen es Marc Trayter. Cargando con la rueda destrozada de su compañero para poder repararla en el punto de control y seguir en carrera.

Mientras su compañero camina para avanzar todo lo posible. Las averías son uno de los ingredientes más ligados a la Absa Cape Epic.

El movimiento del día. El equipo de Philip Buys y Matthys Beukes atacaba desde lejos. Ambos sudafricanos, no habían tenido una carrera especialmente destacada hasta ahora. Son perfectos conocedores del terreno, y Buys sabe lo que es ganar etapas en la carrera. ¿Se han estado guardando en busca de un triunfo parcial? Su victoria de hoy les sirve también para entrar en la pelea por el maillot de mejor equipo sudafricano.

En algún lugar, tras esa capa de polvo, está Jose Antonio Hermida. Siguen 3º de la general. Cada día que pasa está más cerca el objetivo del podio final. Aunque tienen al acecho al Team Bulls. Apenas 2 minutos los separan en la general.

David Rovira, compañero de entrenamientos habitual de Jose Antonio Hermida, ha sido el protagonista de una de las caídas del día. Rovira compite junto con Antonio Ortiz en el equipo Buff. Hoy ha sufrido esta dura caída que le ha dejado tocado. Ha acabado y a buen seguro que lo dará todo para completar una nueva Absa Cape Epic.

Los ganadores del día. Tener por seguro que serán noticia en las próximas jornadas si siguen su clásico patrón de competir de menos a más en las pruebas por etapas.

La constancia es el valor más necesario para acabar con éxito una Absa Cape Epic.

Sally Bigham sigue en carrera, ya fuera de competición como Outcast rider. Los corredores que pierden la pareja pero quieren seguir haciendo las etapas para completar la Absa Cape Epic reciben un maillot especial que los identifica como corredores sin pareja. A medida que pasan los días son más y más.

Hoy muchos de los Outcast riders se han juntado para hacer la etapa unidos. Simon Stiebjahn liderando el grupo.

Las caídas han sido abundantes. Arena y las fuerzas justas no son buena combinación.

Largos tramos alejados de todo en la 4ª etapa de la Absa Cape Epic.

 

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus