Powerbar Recovery 2.0
Sportful
Skoda Gran Fondo Priorat
Scott Marathon by Taymory
Publicado el 18-3-2015
El equipo de Kleinhans y Langvad ha hecho historia al acabar en la 20ª plaza absoluta del día, el mejor resultado de un equipo femenino

Hoy era día de traslado en la Absa Cape Epic. Los bikers abandonaban el campamento de Oak Valley para dirigirse a Worcester. Una larga jornada de 128km que iba a tener el sello más clásico de la Absa Cape Epic.

La etapa ha supuesto un brusco cambio de condiciones. El calor ha sido la nota predominante y se ha cobrado víctimas importantes. Como la de la imagen. Christina Kollmann, la compañera de Sally Bigham.

Christina Kollmann ha sufrido un colapso a causa de un golpe de calor.

Aunque lo ha intentado, la única salida ha sido la retirada.

No ha sido la Absa Cape Epic de Sally Bigham. Empezó quedándose sin compañera de equipo a pocos días del inicio de la carrera, cuando Klemenzic se lesionaba y no podía tomar parte en la prueba.

La etapa ha seguido la tónica más clásica de la Absa Cape Epic. Larga jornada de calor, arena, pistas abiertas y polvo. El tipo de días que, con el desgaste, no dan margen al cuerpo a recuperar.

Los pasos por algunos de los puntos de avituallamiento son un auténtico subidón. La mayoría ubicados en zonas vinícolas.

El agua ha sido lo que más han buscado los bikers. Más de 5 horas le ha llevado al primer equipo completar el recorrido.

El desnivel también se ha dejado notar, con algunas ascensiones matadoras que han obligado a los bikers a darlo todo para acabar la etapa.

Y la imagen del día. Y de toda la Absa Cape Epic. Jaroslav Kulhavy está siendo el biker que rompe la carrera en todo momento. El elemento diferenciador. Con su empuje, Sauser sólo tiene que asegurarse de no perder su estela y ser llevado en volandas a la victoria.

Por suerte, el viento hoy no ha sido tan intenso.

Stenerhag y De Groot, que estrenaban maillot de líderes en categoría femenina tras la sancion a Langvad y Kleinhans. De Groot ha tenido problemas de salud hoy y han perdido el maillot, que sólo les ha durado un día.

Imágenes curiosas. No es la mejor forma de prepararse para casi 130km de BTT.

El tradicional terreno sudafricano. Los jeep tracks son la nota predominante.

Kevin Evans y Max Knox, no hace muchos años, candidatos a la victoria. Ahora compiten por entrar en el top-10.

Las imágenes del helicóptero. como siempre, sensacionales. Si el nivel de bikers en la Absa Cape Epic es altisimo, el de fotógrafos no se queda atrás.

Hynek y Lakata lo han intentado en la primera parte de la etapa, pero, de nuevo, no han podido con el Specialized.

El sol castigador ha endurecido la ya de por sí exigente jornada.

Hermida, con algunos problemas estomacales, ha sufrido durante todo el día. Pero ha salvado la etapa. Siguen 3º de la general provisional.

No ha sido un día fácil para nadie. Urs Huber y su gesto en meta lo demuestran.

La zonas vinícolas, repletas de trampas de arena.

Y la imagen que se ha repetido todos los días desde el prólogo. Sauser y Kulhavy ganando.

Aunque mucho más emotivo ha sido la victoria de Kleinhans y Langvad. Tras la sanción de 1h13 de ayer, perdían el liderato. Se quedaban a 27 minutos de las nuevas líderes. Hoy han salido a darlo todo, con la arriesgada táctica de intentar mantenerse en el grupo de cabeza masculino. Durante muchos kilómetros han rodado en el top-15. Han acabado las 20ª de la general absoluta. El mejor puesto jamás conseguido por un equipo femenino en una etapa de la Absa Cape Epic. Han endosado 29 minutos a las segundas clasificadas y han recuperado su maillot de líderes de la general.

Lágrimas en Kleinhans por el esfuerzo y la gesta realizada. Una jornada histórica.

Como siempre, la línea de meta es una fiesta.

Hynek y Lakata se han vuelto a llevar el Hot Spot del día. Es una especie de sprint especial, premiado con un jugoso premio metálico. Quizás no ganen la general, pero están haciendo caja.

Los bidones frescos, el mejor manjar del día. Las temperaturas se han movido por encima de los 30º buena parte de la jornada.

Así se llega a meta tras más de 5 horas peleando con los mejores bikers del mundo. Hermida y Van Houts, en su camino hacia el podio final de la Absa Cape Epic.

Ha sido una jornada negra para Walker y Croeser, que han perdido el maillot de líderes de mejor equipo sudafricano. Va a parar a manos de Lill y Woolcock.

El compañerismo es básico para acabar con éxito esta prueba.

Sauser y Kulhavy no se han librado de los pinchazos. De hecho, el único enemigo que tienen son los problemas mecánicos. Han reparado rápido y han cambiado la rueda en el siguiente punto de asistencia.

Como buena etapa clásica de Absa Cape Epic, no podía faltar algunos tramos imposibles.

La imagen de un exhausto Jose Antonio Hermida.

El equipo 2 de Topeak Ergon, con Jeremiah Bishop y Robert Mennen compite para dar asistencia al equipo 1 de Lakata e Hynek. Tanto es así que en la jornada anterior Mennen se quedó con el grupo de cabeza tratando de estar cerca del equipo 1 y olvidando que su compañero, Bishop, se había quedado. Pasaron un punto de control con más de 2 minutos de diferencia entre ellos y fueron sancionados. Hoy también han seguido la táctica de estar cerca de Lakata e Hynek. Tanto la han seguido que han acabado a su estela, en la 3ª posición del día.

La arena, otro de los ingredientes imprescindibles para un día Cape Epic.

Y las piedras, el motivo por el que la Absa Cape Epic está hecha para doble suspensión.

 Vídeo Absa Cape Epic 2015 – 3ª etapa

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus